icono-texto

Escrito en Notas Cortas.

El Amanecer de la Era Precámbrica, gracias a las herramientas Metodológicas y Tecnológicas que utiliza la ciencia actual, el resulta sorprendente, un ejemplo claro es que los geologos han aprovechado el decaimiento radiactivo de ciertos minerales de las rocas para conocer su antigüedad y como una extensión lógica la edad del planeta al que pertenecen.

Gracias a esto hoy sabemos que las rocas más antiguas de la Tierra datan de unos 3,800 millones de años, las rocas lunares tienen una antigüedad de 4,200 millones de a los y las muestras meteorológicas muestran casi las misma edad:

Entre 4,500 a 4,700 millones de años de antigüedad, en consecuencia la comunidad científica ha establecido que nuestro sistema solar tiene una edad el cual oscila entre los 4,500 a 5,003 millones de años, desprovista de toda forma de vida.

En el tiempo en que nuestro planeta estaba sacudido por terribles erupciones volcánicas, era desgarrada por lluvias descomunales de materiales y cuerpos espaciales sufría sismos titánicos y cuando existió agua, las lluvias fueron increíblemente torrenciales y desvastadoras, ya que nuestro planeta vivía en caos completo.

El autor Carl O. Dunbar en su libro “Geología Histórica” menciona que el comienzo de la historia de la Tierra debe entenderse como un conjunto de largas Eras en las que han quedado veladas por la oscuridad dela antigüedad.

Enormes grupos de rocas antiguas se encuentran en tremendo desorden y confusión abajo del Paleozoico constituyendo un impresionante testimonio de que aquellos primeros tiempos.

La reconstrucción de esta historia perdida de la tierra se ha constituido en un tema fascinante de la investigación, sobre todo desde que se descubrieron rastros y fósiles de las primeras formas de vida, que seguramente fueron los antecesores de la vida diversificada y compleja que nos muestran los ambientes del principio de la “Era Paleozoica” que específicamente las que han quedado registradas en las rocas de Cámbrico.

Por otro lado la investigadora Lynn Margulis señalo en su libro “El Origen de la Célula” Ed. Reverté que durante este periodo que tradicionalmente fue considerado por mucho tiempo como intrascendente por la mayoría de los científicos, fue el tiempo en que los primeros seres vivos inventaron los estrategias químicas y biológicas que hicieron posiblemente la asistencia de las intrincadas formas de vida.

Esto quiere decir que las formas microscópicas ya habían desarrollado todas las adaptaciones biológicas importantes:

-La fermentación
-La Fotosíntesis
-La Respiración
-El Movimiento
-La Sensibilidad
-El Sexo
-La Cooperación
-La Competencia.

En los descubrimientos geológicos y biológicos de esta era han llenado de entusiasmo a la comunidad científica, dándole una enorme importancia de estas rocas por su riqueza mineral, ahora resultan fundamental para el entendimiento de la evolución de la vida en los últimos 3,000 millones de años.

Estos microfósiles encontrados es durante unos 3,500 millones, puesto que hace unos 500 millones de años de vida multicelular prospero hasta hacerse dominante.

La importancia de estas primitivas formas de vida es enorme y crucial ya que los paleontólogos aseguran que la superficie terrestre, los océanos e incluso a atmósfera fueron profundamente alterado pos estos microorganismos del precámbrico.

En pocas palabras estamos afirmando que la tierra como es actualmente conocemos es gracias a estas floras y faunas microscópicas, de hecho la esplendida y diversidad de la vida actual, es el resultado de billones de años de evolución Química y Biológica que ocurrieron en la larga ERA PRECÁMBRICA.

Amanecer de la Era Precambrica

icono-comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *