icono-texto

Las Técnicas de Movilización y Traslado para Lesionados – Ciencias de la Salud 1

Las Técnicas de Movilización y Traslado para Lesionados en Ciencias de la Salud 1, en la Introducción a los Primeros Auxilios:
ARRASTRE. Se utiliza cuando el auxiliador se encuentra solo. Para ello, coloca al lesionado en decúbito dorsal sobre una frazada y, toma la frazada a la altura de sus hombros -cabeza y cuello descansan sobre la frazada, que proporciona al mismo tiempo sostén-. A continuación se inicia el arrastre, con cuidado de mantener el cuerpo alineado como una sola unidad. No debe utilizarse cuando el terreno sea irregular o ante la sospecha de lesión vertebral.

LEVANTAMIENTO A CUESTAS O DE BOMBERO. Se utiliza en situaciones de extrema urgencia. Para realizarla, el auxiliador se sitúa frente al lesionado, lo toma por las axilas y lo levanta sobre su espalda; a continuación pasa el brazo izquierdo alrededor del muslo izquierdo del lesionado. Finalmente, el auxiliador se levanta y equilibra el peso sobre sus hombros. Con el brazo izquierdo sujeta el antebrazo izquierdo de la víctima, mientras el otro brazo le queda libre.
LEVANTAMIENTO DE CUNA. Se utiliza para levantar y trasladar a una persona -consciente e inconsciente- de menor peso que el auxiliador y que no presente fracturas. Para realizarla, se debe levantar a la víctima con una mano debajo de sus rodillas para sostenerlas piernas y la otra alrededor de la espalda, para soportar el peso del tronco; la víctima puede afianzarse pasando sus brazos alrededor del cuello del auxiliador.
LEVANTAMIENTO DE PUENTE. Se utiliza en sitios muy estrechos en los que resulta imposible que los auxiliadores sé coloquen a los lados, pero donde existe la posibilidad de desplazar una camilla. Para esta técnica, los auxiliadores se deben colocar agachados con las piernas abiertas sobre el lesionado, uno sujeta la cabeza y la parte alta de la espalda, el segundo sostiene la cadera, el tercero sujeta las piernas por debajo en las rodillas. Una vez colocados en sus posiciones, el que se encuentra a la cabeza da la orden de levantar, el cuarto auxiliador coloca la camilla debajo del lesionado y a una nueva orden lo deposita en la camilla.
LEVANTAMIENTO EN LÍNEA. Es útil cuando solo hay acceso a la víctima, por un lado, la cual puede presentar fracturas en costillas y miembros exclusivamente. Los auxiliadores deben arrodillarse a un lado del lesionado e introducir sus manos por debajo de él. Uno sujeta la cabeza y la parte alta de la espalda, el segundo sujeta la parte baja de la espalda y muslos, el tercero sostiene las piernas por debajo de las rodillas. El auxiliador que se encuentra a la cabeza del lesionado da la orden de levantar y lo colocan sobre sus rodillas, todos al mismo tiempo. Una cuarta persona coloca una camilla debajo del lesionado y lo cómoda a la nueva orden de auxiliador que se halla a la cabeza.
LEVANTAMIENTO PARA LESIÓN DE CRÁNEO. Se efectúa por cuatro elementos, con la conformación de un levantamiento de puente, más la participación de un elemento que se dedicara de manera exclusiva a sostener el cráneo e inmovilizar la columna cervical.
LEVANTAMIENTO PARA LESIÓN DE COLUMNA. Se realiza por ocho elementos con la conformación doble del levantamiento en línea más dos elementos: uno que sostiene el cráneo en otro los pies. Los elementos solo introducen los dedos de cada mano sin incorporar la palma para evitar tocar la columna y ejercer fuerza sobre ella.
MULETA HUMANA. Es adecuada para ayudar a levantar y trasladar a personas conscientes ligeramente intoxicadas por inhalación. Se utiliza en pacientes que no se presentan daños músculo-esqueléticos en la extremidad superior. Para realizar esa técnica, el lesionado debe pasar cada brazo alrededor del cuello de los auxiliadores a sus lados, quienes lo deben sostener.
SILLA DE DOS MANOS O DE PULSADA. Se utiliza para lesionados conscientes, de peso ligero, que no se presentan fracturas pero que corren peligro de perder el conocimiento en cualquier momento. Para realizarla los auxiliadores se sujetan de los antebrazos.
SILLA DE TRES MANOS. Para trasladar a un lesionado consciente de mayor peso.
SILLA DE CUATRO MANOS. Para trasladar a personas demasiadas pesadas, conscientes, que no pueden deambular y no Presentan fracturas. La técnica a seguir consiste en sujetar la muñeca izquierda de uno de los auxiliadores con la mano derecha del otro auxiliador y viceversa.
TRANSPORTE CON UNA SILLA. Se utiliza en lugares reducidos para trasladar sobre una silla con respaldo a una persona consciente, sin lesiones graves. Es un método útil para subir y bajar escaleras que no sean totalmente verticales.
1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
loading.gifCargando…
icono-coments

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Captcha de Google Obligatorio