icono-texto

Escrito en Notas Cortas.

Agricultura y el Telar – Cultura Inca y la diversidad de altitud,el clima logro que el imperio tuviera una producción agrícola muy variada, ya que en regiones desérticas y áridas el hombre luchaba rudamente por su vida; en otras mas fértiles la existencia le era mucho menos penosa.

Fue una cultura inteligente al aprovechar todo el terreno propio para la agricultura y se apreciaba la siembra en terrazas escalonadas, a las que se hacia llegar el agua por ingeniosos y adecuados procedimientos. Dando significado a todas las civilizaciones, en todas las culturas de todas las regiones del mundo, sea el agricultor el mismo: que mantiene a los pueblos sin recibir, en cambio, siquiera una comprensión sensata de su importancia.

Considerado al agricultor el siervo eterno, aunque constituye la columna vertebral de las naciones y otra similitud significativa: son las tejedoras peruanas del imperio incaico, usando el telar de cintura, en la misma forma que lo mismo que hicieron las mujeres de las culturas pre-hispánicas mexicanas.

La Mayoría de las Tejedoras incas utilizaban la fina lana de llamas, vicuñas y alpacas, aunque en ocasiones usaban algodón que conseguían en transacciones comerciales. Teñian de color rojo y verde con minerales; lo negro de la semilla de "genipa" y el carmín del "achiote".

Agricultura y el Telar - Cultura Inca

icono-comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *